29 julio, 2019

Los pioneros del nuevo polo vitivinícola de Trevelin

Viñas del Nant y Fall se consolidó con uvas ‘raras’ y ahora la copian otros 6 viñedos en el noroeste chubutense.

Por Gabriel Quaizel · 8 Octubre, 2018

TREVELIN, Chubut (NAP). El proyecto comenzó con la plantación de la variedad Pinot Noir, un varietal que se da mucho mejor en el frío, y en los últimos años sumaron las variedades Riesling (alemana) y Gewurztraminer (italiana) y se están lanzando ahora con el Sauvignon Blanc.

Se trata de la bodega familiar Viñas del Nant y Fall de la ciudad de Trevelin, en la patagónica provincia de Chubut, una región poco tradicional en lo que hace a la vitivinicultura y que los tiene como pioneros. “Hoy existen en Trevelin 6 viñedos más, tres bodegas incluyendo la nuestra y tres marcas de vinos diferentes, también incluyendo la nuestra. Y hay unos 5 viñedos plantándose”.

“Lo interesante a tener en cuenta de la producción vitivinícola en Trevelin es que si bien es una región geográfica del mundo que productivamente requiere muchísimos desafíos, ya que convivimos con las heladas, esas mismas heladas son las que provocan que los caracteres organolépticos de los mismos (aroma, sabor y color) se eleven positivamente: cuanto mayor sea la cantidad de heladas en el ciclo productivo y más intensas sean, mejores son las características de los vinos ese año”, dijo el propietario de la bodega, Sergio Rodríguez.

Sobre el terroir: “la latitud en la que vivimos y el frío que recibe la planta dentro del período productivo, hace que nuestros vinos tengan un color muy intenso y sean realmente muy aromáticos. Logramos un tipo de vino joven y muy frutado”.

La bodega

“Tenemos plantado un total de 2 hectáreas y cuarto con un rinde de 14.000 botellas anuales. El pinot noir ocupa 1,23 hectáreas”, contó Sergio, quien lleva adelante el proyecto con su hijo Emmanuel y sus padres Maura y Rodolfo.

El viñedo forma parte del emprendimiento agroturístico que completan con un lote destinado a paraje de casas rodantes, a las que les brindan todo tipo de asistencia.

La mayoría de la producción se vende propiamente en la misma chacra, donde reciben mucha gente durante todo el año. “También tenemos puntos de venta en Buenos AIres, Puerto Madryn y Mar del Plata. Algunas partidas muy pequeñas van al sur de Estados Unidos y algunos países europeos”.

Sobre la uva Gewurztraminer,  Rodríguez dijo que “hay muy poca superficie implantada en la Argentina: unas 10 hectáreas incluyendo la nuestra. Es un varietal del valle italiano de Traminer, en el norte, y que se popularizó muchísimo en Alemania”. (Noticias AgroPecuarias)

Leer artículo online

image_pdfimage_print

Author: adminsiriri

Dejar un comentario

Your email address will not be published.